domingo, 13 de abril de 2014

El musulmán y el politeísta no deben ver el fuego el uno del otro







Pregunta:


La pregunta del hermano se refiere a la hijra.

Él vive en Inglaterra, en los países no musulmanes.

El gobierno británico no le pone ninguna dificultad en cuanto a la oración o ir a la mezquita a rezar.

Aquí existen mezquitas.

Sin embargo, (el hermano) pregunta si no sería mejor para él, es decir, como se encuentra con musulmanes الحمد الله ;
Si es obligatorio para él hacer la hijra de dicho país a otros países donde las reglas islámicas han sido establecidas;
¿O puede quedarse aquí, ir a la mezquita y rezar, y también llamar al Islam en este país?

Respuesta:

Este es un tema importante, sobre todo en lo que respecta a aquel que era incrédulo y Allah lo guió y se convirtió en musulmán.
Francamente, nosotros decimos que es obligatorio hacer la hijrah para todos los musulmanes en todos los grandes países de Allah, cuando Allah lo guía al Islam después de haber sido incrédulo, de este país hacia un país musulmán, donde se establecen las reglas de Allah عز و جل.



El Profeta صلى الله عليه وسلم dijo:

"El musulmán y el politeísta no deben ver el fuego el uno del otro."

En este hadiz auténtico, él صلى الله عليه وسلم señaló que los árabes, y en particular los beduinos tenían una costumbre que hacían antes del Islam, era que cada uno de ellos tenía la costumbre de encender un fuego delante de su tienda (jaima).

Así que él صلى الله عليه وسلم dijo que incumbe al musulmán tener su casa lejos de la de un politeísta, de tal manera que si cada uno de ellos encendiera un fuego delante de su tienda (jaima), sus fuegos no fueran visibles de unos a otros debido a la gran distancia entre ellos.

Este es el significado de sus palabras صلى الله عليه وسلم :

"El musulmán y el politeísta no deben ver el fuego el uno del otro."

Y en otro hadiz:

"El que se mezcla con un politeísta, entonces es como él."

(Lo que significa) el que se mezcla con ellos con su cuerpo, su vivienda y sus interacciones sociales, y esto es lo que le sucede la mayor parte del tiempo, entonces él será como ellos en el desvío, aunque la proporción de desvío difiera, como es el caso con la fe.

Así como la fe tiene grados, el desvío tiene los mismos grados.

Por lo tanto, cualquiera que se mezcle con un politeísta, entonces es como él.

Luego él صلى الله عليه وسلم señaló esto con una expresión que contiene una seria grima (desagrado) que es su palabra صلى الله عليه وسلم :

"Yo me desentiendo de todo musulmán que resida entre politeístas. "

Y la razón de esto es que  forma parte de la disposición natural el impregnarse de lo que le rodea (ndt: como el comportamiento, características), sobre todo porque se adquiere el mal y no se absorbe el bien sino con dificultad.



Y el Profeta صلى الله عليه وسلم indicó esta realidad en algunos ahadiz auténticos, tal como dijo صلى الله عليه وسلم:

"El ejemplo del compañero piadoso es como el del vendedor de almizcle, ya sea si te da un poco o si se lo compras, sentirás que emana de él un aroma agradable."

Por lo tanto, él صلى الله عليه وسلم explicó que si un musulmán se mezcla con gente piadosa, él se impregnará de ellos de cierta manera y el nivel más bajo de esta impregnación en este ejemplo (precedente), es que se desprenderá de él una agradable fragancia.

Y viceversa, él صلى الله عليه وسلم dijo:

"El ejemplo de la mala compañía es como la del herrero, o quemará tu ropa o sentirás emanar de él un olor repugnante."

En resumen, este hadiz significa que el compañero es alguien que conduce a (algo).

Si es piadoso, inducirá a su camarada hacia el bien y si es malo y corrupto, inducirá a su camarada hacia el mal.

Entonces el Mensajero de Allah صلى الله عليه وسلم nos dio un ejemplo, que pasó entre las comunidades que existieron antes que nosotros.

Él صلى الله عليه وسلم dijo:

"Un hombre de los que os precedieron mató a 99 personas luego quiso arrepentirse.
Entonces preguntó acerca de la persona más sabia de la tierra y se le indicó un devoto, es decir, alguien que adora (mucho), pero era ignorante y no era una persona de conocimiento.
Se dirigió a él y le dijo: "He matado a 99 personas y quiero arrepentirme. ¿Hay algún arrepentimiento para mí?"
Él respondió: "¡Tú has matado a 99 personas y deseas arrepentirte! No hay arrepentimiento para ti."
Así que este asesino no hizo nada excepto matarlo (también) y así se completó el número a un centenar de personas que mató sin derecho.
Sin embargo, él era serio sobre el deseo de regresar a su Señor y arrepentirse ante Él.
Entonces no dejaba de preguntar acerca de la persona más sabia sobre la tierra hasta que esta vez, se le indicó realmente una persona de conocimiento.
Él le preguntó diciendo: "Maté a un centenar de personas sin derecho, ¿sería posible arrepentirme?"
Él respondió: "¿Y quién se interpondrá entre ti y tu arrepentimiento? Pero (y aquí es el testimonio de lo que recalcamos - as- shahid) te encuentras en una tierra del mal, por lo tanto, abandónala y vete a tal ciudad cuyos habitantes son piadosos".
Él dejó su ciudad, - yendo arrepentido hacia su Señor- en dirección a esta ciudad de gente piadosa, dado que la persona de conocimiento se lo había aconsejado.
En el camino, el término de su vida llegó.
Los Ángeles de la Misericordia y los Ángeles del Castigo divergieron respecto a él, cada uno afirmando que tenía que ir con ellos.
Los Ángeles del Castigo sabían de su vida la propagación del mal, por lo que vieron que debían tomar su alma.

Y los Ángeles de la Misericordia vieron como el Mensajero صلى الله عليه وسلم dijo en otro hadiz :

"Ciertamente, las acciones se basan en las últimas."

Y este hombre se había ido, arrepentido dirigiéndose hacia su Señor.
Así que nosotros, los Ángeles de la Misericordia, tenemos derecho a tomar su alma.
Allah entonces los envió un árbitro, quien les dijo: "Medid la distancia que hay entre él y cada una de las dos ciudades, y la que esté más cercana ponedlo con esa gente."
Midieron y descubrieron que estaba más cerca de la ciudad de la gente piadosa.
Entonces los Ángeles de la Misericordia tomaron su alma."

El punto a destacar de este hadiz auténtico, que está en ambos Sahih de al- Bujari y Muslim, es que esta noble persona de conocimiento sabía que de este hombre que la audacia ( جرأة ) le llevó a matar a 99 personas y luego completó este número con el adorador ignorante, de manera que los que fueron matados sin derecho fueron 100 personas, (por lo que) este sabio indicó que esta alma que ordenaba el mal, no fue ayudada hacia eso (ndt : el orden del mal) sino por el ambiente en la que vivía y donde pasó la mayor parte de su vida.

Y por lo tanto, él le aconsejó que abandonara esta tierra del mal hacia el país piadoso.

Copiado دورة العلوم - Les cercle des sciences



Sheij Al Albani rahimahullah


Extraído de:
http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-je-vis-en-angleterre-et-je-pratique-ma-religion-dois-je-faire-la-hijrah-video-122115553.html
Traducido del francés al castellano por Umm Amina


domingo, 13 de abril de 2014

El musulmán y el politeísta no deben ver el fuego el uno del otro







Pregunta:


La pregunta del hermano se refiere a la hijra.

Él vive en Inglaterra, en los países no musulmanes.

El gobierno británico no le pone ninguna dificultad en cuanto a la oración o ir a la mezquita a rezar.

Aquí existen mezquitas.

Sin embargo, (el hermano) pregunta si no sería mejor para él, es decir, como se encuentra con musulmanes الحمد الله ;
Si es obligatorio para él hacer la hijra de dicho país a otros países donde las reglas islámicas han sido establecidas;
¿O puede quedarse aquí, ir a la mezquita y rezar, y también llamar al Islam en este país?

Respuesta:

Este es un tema importante, sobre todo en lo que respecta a aquel que era incrédulo y Allah lo guió y se convirtió en musulmán.
Francamente, nosotros decimos que es obligatorio hacer la hijrah para todos los musulmanes en todos los grandes países de Allah, cuando Allah lo guía al Islam después de haber sido incrédulo, de este país hacia un país musulmán, donde se establecen las reglas de Allah عز و جل.



El Profeta صلى الله عليه وسلم dijo:

"El musulmán y el politeísta no deben ver el fuego el uno del otro."

En este hadiz auténtico, él صلى الله عليه وسلم señaló que los árabes, y en particular los beduinos tenían una costumbre que hacían antes del Islam, era que cada uno de ellos tenía la costumbre de encender un fuego delante de su tienda (jaima).

Así que él صلى الله عليه وسلم dijo que incumbe al musulmán tener su casa lejos de la de un politeísta, de tal manera que si cada uno de ellos encendiera un fuego delante de su tienda (jaima), sus fuegos no fueran visibles de unos a otros debido a la gran distancia entre ellos.

Este es el significado de sus palabras صلى الله عليه وسلم :

"El musulmán y el politeísta no deben ver el fuego el uno del otro."

Y en otro hadiz:

"El que se mezcla con un politeísta, entonces es como él."

(Lo que significa) el que se mezcla con ellos con su cuerpo, su vivienda y sus interacciones sociales, y esto es lo que le sucede la mayor parte del tiempo, entonces él será como ellos en el desvío, aunque la proporción de desvío difiera, como es el caso con la fe.

Así como la fe tiene grados, el desvío tiene los mismos grados.

Por lo tanto, cualquiera que se mezcle con un politeísta, entonces es como él.

Luego él صلى الله عليه وسلم señaló esto con una expresión que contiene una seria grima (desagrado) que es su palabra صلى الله عليه وسلم :

"Yo me desentiendo de todo musulmán que resida entre politeístas. "

Y la razón de esto es que  forma parte de la disposición natural el impregnarse de lo que le rodea (ndt: como el comportamiento, características), sobre todo porque se adquiere el mal y no se absorbe el bien sino con dificultad.



Y el Profeta صلى الله عليه وسلم indicó esta realidad en algunos ahadiz auténticos, tal como dijo صلى الله عليه وسلم:

"El ejemplo del compañero piadoso es como el del vendedor de almizcle, ya sea si te da un poco o si se lo compras, sentirás que emana de él un aroma agradable."

Por lo tanto, él صلى الله عليه وسلم explicó que si un musulmán se mezcla con gente piadosa, él se impregnará de ellos de cierta manera y el nivel más bajo de esta impregnación en este ejemplo (precedente), es que se desprenderá de él una agradable fragancia.

Y viceversa, él صلى الله عليه وسلم dijo:

"El ejemplo de la mala compañía es como la del herrero, o quemará tu ropa o sentirás emanar de él un olor repugnante."

En resumen, este hadiz significa que el compañero es alguien que conduce a (algo).

Si es piadoso, inducirá a su camarada hacia el bien y si es malo y corrupto, inducirá a su camarada hacia el mal.

Entonces el Mensajero de Allah صلى الله عليه وسلم nos dio un ejemplo, que pasó entre las comunidades que existieron antes que nosotros.

Él صلى الله عليه وسلم dijo:

"Un hombre de los que os precedieron mató a 99 personas luego quiso arrepentirse.
Entonces preguntó acerca de la persona más sabia de la tierra y se le indicó un devoto, es decir, alguien que adora (mucho), pero era ignorante y no era una persona de conocimiento.
Se dirigió a él y le dijo: "He matado a 99 personas y quiero arrepentirme. ¿Hay algún arrepentimiento para mí?"
Él respondió: "¡Tú has matado a 99 personas y deseas arrepentirte! No hay arrepentimiento para ti."
Así que este asesino no hizo nada excepto matarlo (también) y así se completó el número a un centenar de personas que mató sin derecho.
Sin embargo, él era serio sobre el deseo de regresar a su Señor y arrepentirse ante Él.
Entonces no dejaba de preguntar acerca de la persona más sabia sobre la tierra hasta que esta vez, se le indicó realmente una persona de conocimiento.
Él le preguntó diciendo: "Maté a un centenar de personas sin derecho, ¿sería posible arrepentirme?"
Él respondió: "¿Y quién se interpondrá entre ti y tu arrepentimiento? Pero (y aquí es el testimonio de lo que recalcamos - as- shahid) te encuentras en una tierra del mal, por lo tanto, abandónala y vete a tal ciudad cuyos habitantes son piadosos".
Él dejó su ciudad, - yendo arrepentido hacia su Señor- en dirección a esta ciudad de gente piadosa, dado que la persona de conocimiento se lo había aconsejado.
En el camino, el término de su vida llegó.
Los Ángeles de la Misericordia y los Ángeles del Castigo divergieron respecto a él, cada uno afirmando que tenía que ir con ellos.
Los Ángeles del Castigo sabían de su vida la propagación del mal, por lo que vieron que debían tomar su alma.

Y los Ángeles de la Misericordia vieron como el Mensajero صلى الله عليه وسلم dijo en otro hadiz :

"Ciertamente, las acciones se basan en las últimas."

Y este hombre se había ido, arrepentido dirigiéndose hacia su Señor.
Así que nosotros, los Ángeles de la Misericordia, tenemos derecho a tomar su alma.
Allah entonces los envió un árbitro, quien les dijo: "Medid la distancia que hay entre él y cada una de las dos ciudades, y la que esté más cercana ponedlo con esa gente."
Midieron y descubrieron que estaba más cerca de la ciudad de la gente piadosa.
Entonces los Ángeles de la Misericordia tomaron su alma."

El punto a destacar de este hadiz auténtico, que está en ambos Sahih de al- Bujari y Muslim, es que esta noble persona de conocimiento sabía que de este hombre que la audacia ( جرأة ) le llevó a matar a 99 personas y luego completó este número con el adorador ignorante, de manera que los que fueron matados sin derecho fueron 100 personas, (por lo que) este sabio indicó que esta alma que ordenaba el mal, no fue ayudada hacia eso (ndt : el orden del mal) sino por el ambiente en la que vivía y donde pasó la mayor parte de su vida.

Y por lo tanto, él le aconsejó que abandonara esta tierra del mal hacia el país piadoso.

Copiado دورة العلوم - Les cercle des sciences



Sheij Al Albani rahimahullah


Extraído de:
http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-je-vis-en-angleterre-et-je-pratique-ma-religion-dois-je-faire-la-hijrah-video-122115553.html
Traducido del francés al castellano por Umm Amina